Doble exposición en film de 35mm (sin manipulación digital)
Fotografía

El cielo en una flor silvestre

Para ver el mundo en un grano de arena,
Y el Cielo en una flor silvestre,
Abarca el infinito en la palma de tu mano
Y la eternidad en una hora.

Aquel que se liga a una alegría
Hace esfumar el fluir de la vida;
Aquel quien besa la joya cuando esta cruza su camino
Vive en el amanecer de la eternidad.

William Blake

La cámara: esa caja inerte que puede contener vacío o el universo y su completitud. Un artificio incapaz de controlarse a si mismo, una marioneta pendiente de los hilos de la humanidad. Un cajón que admite todo en su interior, maravillas y desgracias por igual.
Un mecanismo simple que captura la luz, un tablero que es nada sin las piezas y movimientos de quien lo opera.

Una cámara es un simple artefacto, no es sinónimo de nada, sin embargo hay personas que la equiparan con la fotografía. Pero se vuelve fotografía hasta que alguien activa el artefacto y hasta que alguien la ve. La fotografía se vuelve tal con la mirada de su creador y de sus observadores, cada cual con sus vivencias.

Quien crea que una hoja de pasto es igual a todas está subestimando a sus espectadores, está corto de miras, minimiza su propia existencia y la de la naturaleza. La historia del mundo es la historia de la naturaleza, no de la humanidad. El mundo no puede acabarse mañana, la humanidad si.

Necios como somos vamos anudando la cuerda que nos ahoga, menospreciando a la naturaleza como un tema menor, como un recurso fácil, talo un árbol más viejo que yo para la satisfacción inmediata pero reduzco mi futuro, disminuyo mis posibilidades de estar vivo. Sin naturaleza no hay humanidad, ni fotografía, ni ninguna lucha a ganar, sin naturaleza no hay nada, sin humanidad en cambio el mundo sigue.

Muchos inmersos en el mundillo fotográfico menosprecian la fotografía de naturaleza y la ponen como un tema menor: «las plantitas son para aficionados» pero sólo evidencian su estrechez de miras y pensamiento. Aquél paisaje menospreciado puede no existir mañana gracias a los taladores furtivos o a los monstruos inmobiliarios, aquella planta ha sobrevivido y cambiado más veces que muchas civilizaciones, decir que todas las plantas son iguales es decir no estoy viendo lo suficiente.

La caja inerte puede contener el cosmos en una fotografía, años de evolución en una especie de planta se contemplan en una foto bien lograda y una mente lista para verlo. Para algunos se puede tener la intención de fotografiar la eternidad en una gota de rocío y lograrlo desde su perspectiva. El observador podrá interpretar otra cosa o ignorar la esencia de la misma: esa es una de las maravillas de esa caja mágica, la fotografía siempre cambia desde su concepción y en cada uno de los ojos que la miran.

La caja que contiene todo y nada.

Fotografía digital
Fotografía digital
Fotografía digital
Fotografía digital
Fotografía digital
Fotografía digital

Cúmulo de contradicciones. Aprendí a andar en bicicleta a los 23 años. Tengo dos ovejas mascota. Aficionado al café, las montañas, la naturaleza, la cerveza y la lectura. Hago fotografias cada que puedo.

2 Comentarios

Deja tu opinión o comentarios, me motiva leerte