Doble exposición en film de 35mm sin manipulación digital
Fotografía

Sé ocioso, hártate y quéjate…

“EL OCIO FASTIDIA A LOS TONTOS
y enaltece a los sibaritas.
El ocio no es pereza.
Durante el ocio se lee, se escucha
a Brahms
y se deja que los dedos
escudriñen los interiores más profundos.
Condición humana es el ocio.
Hay hombres que aprovechan el ocio
para liquidar una cuenta pendiente
y desaparecer a su rival en amores.
O para visitar la tumba del padre
y echarle en cara su abandono.
«No seas ocioso», dicen
las madres a los niños.
«Sé ocioso», aconseja la madre naturaleza
a los corazones desvalidos.”

—Eusebio Ruvalcaba

El ocio recompone la mente, te devuelve al ritmo natural del cuerpo y de la mente. Pero el ocio no es el mismo con el ritmo frenético de las redes sociales y la sobreinformación que el de saborear un libro poco a poco. El tiempo libre viendo la oferta más novedosa de los servicios de streaming no es el mismo tiempo que observando las estrellas. 1 hora en el scroll infinito de los dispositivos multimedia no es la misma hora que caminar haciendo fotografías.

Difícilmente del apuro se asoman los pensamientos y mucho menos los frutos.

Abúrrete hasta el punto en el que ya no haya más que ver en Facebook e Instagram (aunque difícilmente desde el inicio haya algo). Hártate de ti mismo hasta que hayas recorrido todos los pensamientos tóxicos para que por fin te atrevas a hacer fotos.

Falla hasta que logres algo, falla hasta que crees un hábito.

Rellena los cuadros vacíos de un cuaderno con garabatos hasta que tengas algo que decir. Llena el cuadro de tu cámara hasta que encuentres qué decir.

Evita las pantallas cuando no sea necesario. Mira lo que te rodea, es una oportunidad que no tiene nadie más… siempre habrá un «influencer viajero» que vaya a más partes del mundo que tú pero siempre tendrá la visión y posición de turista, muestra lo que hay en ti.

Deja el no-lugar, el no-presente. Las cosas pasan lejos de tu computadora y de tu celular.

Lee todo acerca de las reglas, lo que están haciendo los demás fotógrafos(as), los maestros y lo fijo hasta que te hartes de que todo el mundo está haciendo lo mismo y ese hartazgo te haga salir a hacer algo distinto con lo que aprendiste y desechaste.

Quéjate de que el otro tiene más «seguidores» que tú hasta que te des cuenta que eso no importa, algún día Instagram va a ser igual de relevante que Myspace y otros espacios.

Quéjate de tu equipo y sus limitaciones hasta que te des cuenta de que ya tienes la herramienta ideal para plasmar tu visión.

Quéjate de la fotografía digital revelando tú mismo tus fotografías químicas o viceversa. No pierdas el tiempo peleando con «el bando contrario» en foros o redes.

Quéjate de éste texto no en los comentarios sino haciendo el tuyo en tu propio espacio (que puede ser más perdurable que las redes sociales de moda)

Quéjate del poco tiempo que tienes para hacer fotos aprovechando al máximo ese poco tiempo.

¿Hacia dónde va la fotografía? ¿Cuál es la tendencia del mundo de la imagen? ¿Cuál es la moda? ¿Cuál es el último gadjet de las marcas fotográficas?

No lo sé y no interesa

La fotografía va a dónde vayan tus pies y tus ojos.
La fotografía eres tú.

Doble exposición en film de 35mm sin manipulación digital
Doble exposición en film de 35mm sin manipulación digital
Triple exposición en film de 35mm sin manipulación digital
Doble exposición en film de 35mm sin manipulación digital

Film de 35mm sin manipulación digital
Doble exposición en film de 35mm sin manipulación digital
Doble exposición en film de 35mm sin manipulación digital

Cúmulo de contradicciones. Aprendí a andar en bicicleta a los 23 años. Tengo dos ovejas mascota. Aficionado al café, las montañas, la naturaleza, la cerveza y la lectura. Hago fotografias cada que puedo.

Deja tu opinión o comentarios, me motiva leerte