Fotografía en blanco y negro Kodak 35mm Fed 2
Fotografía

Sobre las poses, lo «bello» y lo «normal»

(Foto de 35mm, tomada con una Fed2 (ФЭД-2), he olvidado los datos de la toma)

<<Si están posando
es que están ensayando para que los detengan.
Y están detenidos. Y tú eres el ser vivo.
La mirada que mira.
Entonces míralos:
con la piel gris, con el sombrero quince grados más blanco.
No es que Zapata tenga la mirada profunda.
Sino que atrás de ella no había nada, porque estaba posando…>>
—Eduardo Casar

 

La selfie, el espejo y el bombardeo diario de estándares de «belleza» y «normalidad» forjan nuestra corta idea de lo que somos, cómo nos percibimos y qué imagen creemos ofrecerle a los otros, desechamos fotos hasta que una se adapte a nuestra percepción: 30 fotos en el baño, poses en nuestro «mejor ángulo» y una foto es la elegida para el muro de los egos llamado Facebook.
 
Como Fotógrafo de Bodas me enfrento todos los fines de semana a peticiones absurdas como: «Pero ponme Photoshop, hazme más guapo, más flaca, quítame papada, hazme ver más joven» a lo que yo escucho: «Hazme menos yo, menos real, menos persona…»
 
Renuente al retoque digital no puedo hacer eso que me piden con insistencia, no puedo hacer encajar a las personas en un imaginario de belleza impuesto, pero lo que sí puedo lograr es retratar quien eres y eso sí es digno del adjetivo bello…
 
Si algo he aprendido con los años que llevo como fotógrafo de bodas es que la clave no está en tener a los clientes más guapos con una boda en escenarios bellísimos y familias de sonrisa de comercial permanente. La materia prima para unas buenas fotos son la conexión que se genera entre el fotógrafo y los retratados y sobre todo la conexión y el cariño entre los novios y sus familias.
 
¿Quieren buenas fotos? olvídense de las poses, de mirar siempre a la cámara con tu mejor ángulo y mejor disfruten el momento,no sonreir a la cámara sino a la persona con la que se están casando, a los familiares y amigos que hicieron un esfuerzo por ir a su evento, disfruten su compañía… lloren, rían, no se limiten, la magia la hacen ustedes, nosotros sólo estamos para capturar esos momentos: El amor es lo que los hará verse increíbles y bellos y para eso no hay photoshop ni programa de computo posible (afortunadamente).

 

Cúmulo de contradicciones. Aprendí a andar en bicicleta a los 23 años. Tengo dos ovejas mascota. Aficionado al café, las montañas, la naturaleza, la cerveza y la lectura. Hago fotografias cada que puedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *