Sindrome Duchamp por Iram Ortega
Fotografía,  recomendaciones literarias

Libros para fotógrafos que no tratan sobre fotografía

“Lo que hace a los malos poetas más malos aún es que sólo leen a poetas (así como los malos filósofos sólo leen a filósofos), cuando sacarían gran provecho de un libro de botánica o de geología. Sólo hay enriquecimiento cuando se  frecuentan disciplinas alejadas de la propia. Es claro que esto únicamente es válido en los dominios donde el yo hace estragos.”
—E. M Cioran

 
En su libro “On looking” Alexandra Horowitz nos recuerda algo que ha estado frente a nosotros pero que muchas veces no tenemos en cuenta:
No estamos prestando suficiente atención a lo que nos rodea, lo cotidiano no nos brinda estimulo alguno.
 
Sus páginas nos muestran un juego interesante: primero nos narra una simple caminata a solas por su cuadra, nos cuenta lo que alcanza a ver desde lo que ella es y sabe, después las cosas se tornan un poco más edificantes gracias al engranaje que genera el encuentro con los otros, repite el mismo camino pero acompañada de uno en uno con expertos en distintas áreas. Los relatos van desde alguien que se detiene a ver las tipografías de los anuncios y locales (qué es lo que transmiten, cuál es su historia), alguien con la mirada “perdida” en el suelo buscando insectos, puertas viejas, arboles que destacan en el ambiente gris, y cualquier rastro verde en nuestros aposentos de concreto. Un niño cuya labor no es salir a caminar sino a investigar, sin objetivos claros y poniéndole fin sólo hasta que quedar exhausto. Una persona invidente que al golpear su bastón va dibujándose una imagen mental de lo que está a su alrededor. Un experto en vida salvaje y lo que aprendió a ver: la vida que se esconde de la percepción humana (seres vivos que están en nuestros espacios pero que no vemos).
 
La plantilla de expertos continúa con un perro y su percepción de los olores, un geólogo que ve todo en la ciudad como un mineral hecho o no por el hombre, una suma de diferentes materiales de distintas áreas, diferentes orígenes, que percibe a la ciudad como un rompecabezas armado para nuestra comodidad. Navegando por el mar de gente también se convocó a un sociólogo que entre otras cosas encuentra similitudes entre los patrones que siguen los peces para no chocar entre ellos y nosotros, los ciudadanos “de a pie”.
Una lectura recomendada para aquellos que gusten de prestar atención y no se diga para quienes son diletantes de la fotografía.
 
Otra recomendación es «Wanderlust» de Rebecca Solnit una serie de ensayos y divagaciones acerca del caminar: Cómo nos ha forjado como especie, la diferencia y riesgos que implica el recorrer las calles para hombres y mujeres, lo que implica y significa el caminar para montañistas, lo absurdo que resulta una máquina caminadora y más…

 

Cúmulo de contradicciones. Aprendí a andar en bicicleta a los 23 años. Tengo dos ovejas mascota. Aficionado al café, las montañas, la naturaleza, la cerveza y la lectura. Hago fotografias cada que puedo.

Un Comentario

Deja tu opinión o comentarios, me motiva leerte