Fotografía

A nadie le gustan tus fotos (lo cuál es un alivio)

 

(Doble exposición en film de 35mm, sin manipulación digital)

 
Nos han hecho creer con las redes sociales y sus “seguidores” que “el mundo” está esperando ansiosamente un “update” nuestro. Que esa gente que decidió darnos seguir son “fans” y no personas y ese es uno de los errores que se cometen más en la era digital. Les hablamos a los otros como si fuéramos más, no como si fuéramos complementarios.
 
Nos creemos indispensables pero en la realidad ¿quién notaría la ausencia de tus cuentas en redes sociales un mes después de su desaparición? la oferta de cuentas es mucho mayor a la demanda y rápidamente tu cuenta sería reemplazada por otra en el feed de alguien más. Siempre hay un fotógrafo(a) más, una cuenta de memes graciosísimos, un blog de fotografía más. Pero eso nos genera gran ansiedad: no queremos “desaparecer”.
 
Y todo ésto puede sonar pesimista o sarcastico pero no es nada de ello; lo que trato de decir es un mensaje de esperanza, tus seguidores no son fans, son personas que comparten algo contigo o que sienten cierta afinidad, son simples curiosos o te siguen para que los sigas a ellos, pero un número en una página que algún día desaparecerá no tiene ninguna importancia y eso es algo liberador, si te ayudas a no pensar en ello tienes más tiempo para crear y paradójicamente eso atraerá a más personas.
 

Piensa en las ventajas de no ser “reconocido”:

 


 
Puedes crear sin limitaciones ya que nadie te encasilla en “el gran fotógrafo abstracto” o “la fotógrafa de retratos”.

 

Puedes ir a donde sea sin ser molestado

 

Puedes equivocarte las veces que sea necesario

 

Puedes subir esa foto que te encanta pero sabes que no es buena o que “es rara”

 

Puedes desarrollar tu estilo y cambiarlo las veces que quieras

Y seguramente vendrán a tu cabeza poco a poco más ventajas que desventajas, el mejor momento para crear es ahora, no hay que esperar al otro para hacerlo.
 
Para rematar cada que te generé ansiedad que una persona tenga más likes que tú, piensa qué tanto una persona se detiene a ver tu foto en un scroll casi infinito de posibilidades ¿2 segundos, 7 segundos? ¿vale la pena sentirse menos por un tiempo tan infimo? Piensa en qué tanto disfrutas tu practica, el hacer fotos, el simple hecho de desconectarte de las pantallas y conectarte al mundo, eso ya es una ganancia enorme.
 
Otro consejo que podría ofrendar es que busques espacios en donde tus fotos sean más valoradas: busca convocatorias de concursos, galerias locales, pega tus fotos en la calle a modo de street art efímero, pero no te enganches al resultado sino quedas seleccionado, disfruta el hacer más que el obtener y tendrás una vida creativa plena y satisfactoria.

Iram Ortega

Cúmulo de contradicciones. Aprendí a andar en bicicleta a los 23 años. Tengo dos ovejas mascota. Aficionado al café, las montañas, la naturaleza, la cerveza y la lectura. Hago fotografias cada que puedo.

Cúmulo de contradicciones. Aprendí a andar en bicicleta a los 23 años. Tengo dos ovejas mascota. Aficionado al café, las montañas, la naturaleza, la cerveza y la lectura. Hago fotografias cada que puedo.

Deja tu opinión o comentarios, me motiva leerte